tomateloconseo

Poner https en mi web: certificado SSL obligatorio

Si no tienes un certificado SSL, Google te penalizará. Pero tranquilo, que aún tienes tiempo para instalarlo. No te lleves las manos a la cabeza y entres en pánico porque comprar certificado SSL para web es muy fácil (si sabes un mínimo de programación web), y olvídate de decir: mi sitio web no es seguro.

Diferencia entre http y https

Ahora que estás delante de la pantalla puedo explicarte fácilmente cuál es la diferencia y por qué aparece mi web como no segura. Ve más arriba, donde escribes la URL en una página web. Aparece la dirección de mi web así https://tomatelocon…

Si esto lo hubieras hecho hace una semana, hubiera aparecido así: http://tomatelocon… sin la S en http. ¿Por qué? Porque hace una semana que compré un certificado para encriptar mi página y hacerla más segura. Es como comprar un coche. Imagina que los coches vinieran con aire acondicionado, pero si quieres disfrutar de él, tienes que pagar cinco euros al año. Cuando compras el coche y te llega, no has añadido el aire acondicionado. Y tiene una clave para poder usarlo así que no puedes. Al cabo de un mes, o de un año, decides que quieres usar el aire acondicionado y te lo activan. Pues es lo mismo, me he decidido por poner https en mi web.

Certificado SSL: corresponde a las siglas Secure Socket Layer. Es un protocolo de seguridad que encripta los datos que usuarios escriben en tu web. De esta manera personas terceras no pueden acceder a estos datos.

Certificado SSL obligatorio

En 2014 Google dijo que daría minipunto a todas las webs que fueran https, lo que significaba que estarían mejor posicionadas. Los webmasters se pusieron manos al teclado para incluir certificados SSL para Google a mansalva. Pasado un tiempo se dieron cuenta de que el minipunto que Google ofrecía era menos que un minipunto en el algoritmo de ranking, casi ni se notaba la diferencia, así que se dejó de incluir certificados de seguridad en las webs, porque el premio era muy pequeño.

 

Google y https: ¿qué es lo que ha cambiado ahora?

Ahora los buscadores han tirado la casa por la ventana y han dicho que a partir de octubre sí o sí las webs que no sean https, tendrán al lado de la URL un mensaje muy feo en rojo prohibido que se encargará de decirle a los usuarios que se vayan, que no accedan, porque tu web no es fiable. Tú a lo mejor sabes que ese mensaje ‘Esta web no es segura’ no significa nada, pero mi madre si entra y lo ve, seguramente pensará que en esa web hay duendes malignos que acceden a tu Internet y tienen el control del ordenador y del mundo entero. Asusta, ¿verdad?

 

¿Me va a afectar al posicionamiento?

Sí. Y ya está. Siguiente pregunta. Noooo, venga, voy a explicarlo un poco más. Todo lo que hagas en la web para el posicionamiento es bueno. Todo suma (more or less). Si Google dijo que iba a empezar a rankear las https por algo será. ¿Cuál es el problema principal? El mensaje rojo prohibido que aparecerá al lado de tu URL, bien grande, para que tus visitantes se vayan (al menos mi madre se iría bien lejos). Ese mensaje es el apocalipsis. El ser supremo Google está informando a los usuarios que algo está yendo mal dentro de tu web y que la seguridad brilla por su ausencia.

A estas alturas deberías saber que Google manda, aquí, y en la China (pero no en Corea del Norte: antes del 2013 era el único país del mundo que no aparecía en Google Maps). Gracias al obtener certificado SSL tu web estará mejor posicionada y trasmitirás tranquilidad y seguridad a tus visitantes, lo que significará que pasarán más tiempo navegando por la web y no se irán (cuanto más tiempo pasen en tu web, mejor para el SEO optimización en Mallorca).

 

Ya pero es que yo no soy una tienda

A Google le parecerá estupendo y maravilloso que tú no seas una e-commerce pero tu web aparecerá como no segura, y punto. Un simple formulario de contacto, donde les dices a tus usuarios que añadan un email o un teléfono, y ya estás sentenciado y bajo la lupa del buscador, porque el certificado SLL es obligatorio.

 

Dios mío, dime cómo añado un certificado de estos

Que no cunda el pánico. Dependiendo del tipo de web que tengas necesitarás uno u otro. Tienes certificados SSL gratuitos, como los de Let’s Encrypt, que no ofrecen las mismas garantías que uno de pago claro está. Si eres una tienda online, te recomiendo que compres uno, porque se usarán datos sensibles y lo mejor es estar seguro y tener un respaldo. Yo compré un certificado SSL con Don Dominio, que son muy majos y en un plis plas ya tenía mi web muy segura.

Si necesitas ayuda para poner https en la web, siempre puedes escribirme un email a info@tomateloconseo.es, y hablaremos largo y tendido de por qué mi madre se va a ir de tu web por no haber incluido un certificado SSL obligatorio.

¿Qué piensas tú?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *